Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Tips de seguridad para una tienda online

El comercio electrónico es una forma muy interesante de emprender por internet. Al igual que en lo tradicional, la finalidad es convertir a su nueva tienda en un proveedor por antonomasia en su sector, y destacarse por encima del resto. El único problema es la sombra que relaciona el medio con el desamparo existente en el mismo.

Si se compara al internet de hoy con el de hace unos 7 años, se concluye tajantemente que cada día este medio es más seguro. Los riesgos son menos, pero los retos son más. Una tienda online no es más que una tienda que opera por internet. Por tanto, debe tener los mismos cuidados y previsiones que tuviera una tienda tradicional, con la ventaja de que esta podría estar abierta todo el día y atender a clientes de cualquier rincón del planeta.

En términos de seguridad, una tienda online debe ampararse en las siguientes recomendaciones.

Cuidar cada una de las cuentas asociadas a su negocio

Como comentan desde https://hackear.co/facebook/, cuando se tiene un negocio, cada una de las cuentas y perfiles asociados a este deben ser tratados con la máxima seguridad posible. El riesgo de perder las credenciales de acceso siempre estará latente si no se toman medidas, y estas plataformas digitales representan el mejor método para llegar a millones de usuarios posibles. Por tanto, el perfil de una empresa en las manos equivocadas puede representar un riesgo para la reputación y el futuro del negocio.

La recomendación, por tanto, es utilizar sistemas seguros y cifrados de almacenamiento de credenciales –si se quiere, digitales o basados en el cloud storage- para que no existan riesgos de ningún tipo.

En caso de tener almacén, utilizar sistemas de seguridad para resguardar

Dependiendo del nicho de mercado al que se dedique la tienda online, necesitará contar con un lugar donde depositar la mercancía, el stock. Algunos optan por delegar esta función y alquilar almacenes, pero en los inicios se suele empezar en un lugar propio, dentro de la casa si se quiere ahorrar al límite.

En todo caso, se debe pensar desde el primer instante que ya no es un lugar de la casa, sino un depósito de la mercancía de su negocio. Por tanto, utilizar sistemas de seguridad visual o una grabadora de voz como elemento de seguridad –al menos durante las horas de ausencia o descanso- puede ser lo más usual. Es algo que las tiendas online del campo de la informática tienen como prioridad, y recomiendan a todos los que se inician en el comercio electrónico.

Utilizar siempre los canales más seguros para el comercio

En internet, se suele hablar de plataformas y canales. Es decir, los métodos que se utilizan para lograr un fin. Cuando se tiene un negocio online, se deben dejar de lado todos los hábitos de navegación y comenzar a ver a internet como un entorno comercial en el que siempre es recomendable ir por el canal seguro. Así, hábitos como iniciar sesion en Hotmail, revisar las cuentas bancarias o comunicarse con proveedores o clientes forman parte esencial de esas actividades que requieren de un uso responsable y de una navegación segura.

El robo de información a través de vías remotas o la infección por virus informáticos son los principales riesgos.

Desde luego, vender en internet o en tiendas físicas es posible y está al alcance de una serie de cortos pasos. Sin embargo, para que todo salga de acuerdo a lo planificado, es recomendable tener a la mano las herramientas necesarias para hacer del negocio algo más seguro, tanto para los usuarios como para el propietario.