Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

La Rebelión de las Audiencias

Las redes sociales presentaron un cambio en el paradigma de la información política en México. Dicho cambio trajo audiencias que ya no observan inertes el poder que ostentan las empresas de televisión en el país y lo desafían.

“La rebelión de las audiencias es la batalla cultural ganada por un sector de los ciudadanos que están interactuando en las redes, para romper cualquier intento de control o de manipulación política. Esta es una rebelión contra lo establecido por el estatus mediático que dominó el país durante muchos años” dijo en entrevista el periodista Jenaro Villamil tras la presentación de su libro La rebelión de las audiencias.

Según la tesis principal del libro escrito por Villamil, colaborador del semanario Proceso¸ las redes sociales presentaron un cambio en el paradigma de la información política en México. Dicho cambio trajo audiencias que ya no observan inertes a las grandes empresas que controlan importantes medios de comunicación, sino que desafían al poder que ostentan las empresas de televisión y la clase política que las cobija. Con ellos, cae el sistema político que ha mantenido el poder de una forma simbiótica.

Las redes sociales robaron la atención del público mexicano y lo llevaron hacia otras ventanas de difusión. Sin importar que se descalifique la información que se vierta en las redes sociales, estos medios de comunicación sirven de nuevos contrapesos para el sistema político mexicano, aclaró Jenaro Villamil durante la presentación del libro, editado por Grijalbo, en la terraza del Museo del Estanquillo.

En junio del 2015, el escritor y filósofo italiano Umberto Eco, dijo que las redes sociales “le dan la palabra a una legión de idiotas”. Eco, un pensador que dedicó parte de sus trabajos al análisis de la comunicación masiva, no planeaba restarle importancia o censurar el poder que han adquirido los ciudadanos a través de esos medios de comunicación, pero imploraba por una reflexión más profunda de los usuarios.

La rebelión planteada por Jenaro Villamil en su libro, se enfrenta a esta disyuntiva. Entrevistado por El Economista el periodista dijo que “en una rebelión hay de todo. Sin embargo, a pesar de la legión de idiotas, de los bots, de los troles, el núcleo duro es el que permanece y ello hace que no se pierda el sentido antiautoritario”.

Con las redes sociales, la vieja tesis de Marshall Mc Luhan que indicaba que el medio por el que se transmite el mensaje es quizás más importante que el mensaje mismo queda desactualizada, según el libro de Villamil, debido a que la rebelión ya se suscitó y tanto “puede desaparecer como puede transformarse en otra cosa” dijo en entrevista.

“La rebelión que se plantea, que incluso puede tomar tintes de contra rebelión como en el caso del uso que les da Donald Trump, muestra que, pese a que las rede sociales son medios de comunicación y empresas al mismo tiempo, lo que no se privatiza es el individuo. A final de cuentas es el individuo el que le da el carácter y determinan la evolución del movimiento” dijo Jenaro Villamil.

Jenaro admitió que aún existe una vulnerabilidad muy grande de la rebelión porque todavía se depende de la infraestructura en la que está soportada la rebelión pero con las debilidades propias vendrá la evolución de la misma.

A pesar de que parece una coincidencia, el título del libro no es una referencia de La Rebelión en la Granja de Geoge Orwell. “El título originalmente iba a ser La televisión que nos gobierna, pero me di cuenta que en realidad, lo que se describe, es una rebelión. Existe temas que describen la revolución digital y la rebelión digital, pero mi di cuenta que lo que se describe no son las plataformas, sino lo que se analiza es el ciudadano, las audiencias” dijo Jenaro Villamil.

Fuente : El Economista