Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Nuevas tendencias para atrapar a los millennials

Los millennials no compran por inercia y no siguen a las marcas sin motivos. ¿Qué debería tener en cuenta el marketing para conquistarlos?
Los millennials no irán corriendo a comprar eso que se les mostró en un spot publicitario, como sí lo podrían haber hecho sus padres o abuelos. Esta generación sigue sus propias reglas, y los mercados que quieran conquistarlos deberán prestarle más atención que nunca a este nuevo tipo de consumidor.

Recordemos que la generación millennial gira en torno a los medios digitales y las redes sociales, por lo que para que las marcas resulten visibles para ellos, allí es donde deberán poner su mayor empeño. Conoce los mandamientos que debe seguir el marketing para atraer a esta generación.

6 mandamientos que debe seguir el marketing para conquistar a los millennials


1 – Entender que el consumidor es lo más importante

El experto en shopper marketing  y experiencia del consumidor, Ken Hughes, creó el concepto de “blue dot” (punto azul) para hablar del comportamiento de consumo del millennial. Este debe estar en el centro del mundo.

La frase “no sé lo que quiero, pero lo quiero ya” no se aplica a los consumidores de esta generación: si bien lo siguen queriendo ya, sí saben lo que quieren, por lo que la tarea de las marcas ya no es crearles deseos sobre algo o esperar la compra por inercia, sino entender qué es lo que los consumidores quieren y brindárselo.

2 – Los servicios deben estar personalizados

La comunicación hace mucho tiempo que dejó de ser unidireccional y pasó a ser bidireccional; es decir, que el consumidor ya no es un cliente pasivo sino que ahora más que nunca tiene voz y la hace oír,
tanto si le gusta como si no lo que ha obtenido. Y además, exige respuestas inmediatas a todas sus preguntas.

Para mejorar este punto, las empresas deben atender las redes sociales y lo que los consumidores piden y cuestionan por este canal, de manera de dar un servicio completo y personalizado.

3 – Los influencers son clave en la estrategia

Como ya mencionamos, los comentarios están a la orden del día en las redes sociales, y las marcas no se salvan de esto.

Y los comentarios, si vienen de un líder de opinión de estos tiempos (los influencers) influirán notablemente en la decisión de muchos más a adquirir o no un producto o servicio. Por esto, los influencers  son clave para cualquier estrategia de marketing en la actualidad. 

4 – Hablar en un tono cercano y respondiendo a máxima velocidad

Los millennials no quieren sentir que se están comunicando con una mega empresa o con un robot con respuestas automatizadas, sino que esperan que quien esté del otro lado recibiendo sus consultas o aportes sea un ser humano que los entiende completamente.

Y por otro lado, si el millennial tiene su Smpartphone en la mano todo el tiempo, es lógico que se hayan acostumbrado a que lo que quieran consultar/hablar o saber del mundo tenga respuesta de manera inmediata.  Para un marketing efectivo, la velocidad de respuesta es clave.


5 – Debe ofrecer algo que los haga sentir auténticos y conecte con sus ideas 

En un mundo tan uniforme, una de las reglas que rige la vida del millennial es el deseo de sentirte auténtico, pero a la misma vez parte de algo más grande. Fidelizar a un cliente es todo un rompecabezas para los publicistas; porque claramente no es tan fácil descifrar qué es exactamente lo que quieren los millennials y cómo se les puede vender.

La clave es darles algo que los haga sentir únicos y auténticos, pero que a la misma vez sea una experiencia o producto que los identifique con algún ideal, con un grupo con las mismas convicciones; ejemplo: un plato artesanal (se identifica con la idea de comer sano y bien), una prenda intervenida y reciclada (no las tiene todo el mundo y va en contra del consumismo “cuidando el medio ambiente”)y así hay que pensar siempre la idea atrás del producto.

6 – Y además de la idea, el producto evocará la emoción

Los expertos llaman a esto “marketing emocional”. Es una tendencia que enfoca en crear una conexión emocional para vender. En esta línea, el marketing emocional analiza qué emociones debe satisfacer y desde ahí intenta conquistar al cliente; es decir, vendiéndole a través de la conexión con sus sentimientos.

Este es otro de los puntos que el marketing no debe descuidar. Si bien los nuevos consumidores compran de manera más reflexiva, siempre es la emoción lo que los guía a dar el “sí”.