Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Disrupción en la publicidad

Cuando se trata de publicidad no hay reglas, prácticamente todo está permitido, y esto es lo que la hace un mundo tan interesante. Las posibilidades son infinitas, sin embargo, por lo general, solemos quedarnos encasillados en el mismo tipo de mensajes.

Entendemos que a veces ser disruptivo puede dar miedo, pero el que no arriesga, no gana, y la publicidad es un terreno en el que arriesgando se puede ganar muchísimo.

Disrupción en la publicidad
Los consumidores hoy en día se han vuelto muy insensibles a la publicidad y a lo que las marcas y empresas tienen que decir en cualquier medio. De ser algo impactante, pasó a ser un ruido de fondo que nuestros consumidores ya casi no escuchan. Muchos creen que la única forma de ser notado dentro de esta masa de voces es gritando, y la verdad es que esto no es así. La clave es hacer notar de forma creativa. A pesar de que la disrupción es un concepto aplicado a los negocios, también puede ser trasladado a la publicidad, y se traduce precisamente en hacer de lo cotidiano algo innovador.

Aprender haciendo

¿Qué mejor forma de entender conceptos que con un ejemplo?

En negocios, cuando se habla de marketing disruptivo, se trata de innovar en el modelo de negocios. Por ejemplo Ikea, que cambió por completo el modelo y la forma en la que se vendían muebles. Cuando lo traspasamos a publicidad se trata de hacer de un mensaje común y corriente algo diferente.

Sixt, es una compañía que ofrece el servicio de renting de coches que ha buscado una forma de comunicar su mensaje de modo creativo.

 

Este divertido comercial muestra las historias de retrovisor que todos los padres secretamente pueden observar. Una niñita esta escarbando en su nariz y cuando consigue lo que con tantas ganas buscaba, no haya que hacer con el. El twist del anuncio es que la niña está en un lujoso BMW serie 7, es tan bonito que no puede dejar el moco pegado en cualquier sitio oculto del coche, por lo que sin más decide comérselo.

Con un mensaje realmente sencillo la empresa ha logrado describir a la perfección su servicio de renting de coches de lujo y lo ha hecho de una forma distinta, sin necesidad de mencionar en ningún momento de forma literal cuál es el servicio que ofrecen y la calidad de los coches que tienen disponibles en su flota.

La campaña no solo es una genialidad por como a través de un comercial sencillo pero con contenido generará recordación en quienes lo observen, sino que con una campaña integrada que incorpora infografías con información distinta y divertida ha conseguido un hilo narrativo entre distintos canales y soportes y ha sabido atraer audiencia a su web.

Como podemos observar, no se trata de gritar para destacar, sino que se trata de coger la tortilla y voltearla para llamar la atención de quienes están acostumbrados a ver siempre el mismo lado.