Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Arranca la 31 FIL de Guadalajara

La 31 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara fue inaugurada oficialmente, tras el corte de listón que realizaron esta mañana autoridades de la Universidad de Guadalajara, gubernamentales y representantes de la delegación de Madrid, invitada de honor, además del escritor francés Emmanuel Carrère, Premio FIL en Lenguas Romances 2017.

En su intervención, el también periodista, guionista y cineasta francés Carrère, lamentó que el galardón ya no llevase el nombre de Juan Rulfo, como antes.

La FIL es “un espacio público, abierto, plural, para todas las voces. En este momento, es un buen foro y todo el mundo quiere acudir”, señaló a su vez la directora de la FIL, Marisol Schulz.

“Esta vez el emblema Madrid es emotivo por todos los lazos que nos han unen con la ciudad, veo que nos traen un programa espléndido, muy bien curado, muy diverso y que da cuenta de ese Madrid que mucha gente no conoce”, dijo.

Por su parte, el presidente de la FIL, Raúl Padilla López, indicó que el presupuesto para cultura este sexenio disminuyó un 32.1 por ciento: “Es triste constatar que en 2012 el porcentaje del presupuesto para cultura fue del 0.53 por ciento y, para el año 2018, sólo será el 0.32 por ciento. Además, en los estados, la disminución ha sido mayor llegando hasta el 74 por ciento”.

Entre los autores que llegarán a Guadalajara, destacan el estadunidense Paul Auster, quien abre las actividades del Salón Literario; el español Fernando Savater, el nicaragüense Sergio Ramírez, el colombiano Evelio Rosero y el propio Carrère.

El popular estadunidense Paul Auster fue elegido para la Medalla Carlos Fuentes, de la FIL, y presenta su novela “4 3 2 1” (Seix Barral), tras largo silencio literario de siete años, en la que retorna con sus lectores a partir de la cuestión: “¿Recuerdas el día que cambió tu vida?”.

Feria plural

Entre los más de 700 autores de 41 países que se congregarán en las páginas de esta 31 edición de la FIL, se cuentan: Elena Poniatowska, Fernando Savater, Alberto Manguel, Marina Colasanti, Antonia Michaelis, José Luis Peixoto, Muriel Barbery, Bernardo Carvalho, Nicole Brossard, Rosa Montero, Jordi Sierra i Fabra, , Dan Wells, Abdul Hadi Sadoun, Evelio Rosero, Fernando del Paso, Arturo Pérez-Reverte, Sergio Ramírez y Claudia Piñeiro, entre otros.

El Premio FIL de Literatura está dotado con 150 mil dólares y se entrega como reconocimiento al conjunto de una obra de creación en cualquier género literario. Los escritores que han sido galardonados por la Asociación Civil que lo otorga en años anteriores son:

Nicanor Parra (1991), Juan José Arreola (1992), Eliseo Diego (1993), Julio Ramón Ribeyro (1994), Nélida Piñón (1995), Augusto Monterroso (1996), Juan Marsé (1997), Olga Orozco (1998), Sergio Pitol (1999), Juan Gelman (2000), Juan García Ponce (2001), Cintio Vitier (2002), Rubem Fonseca (2003), Juan Goytisolo (2004), Tomás Segovia (2005), Carlos Monsiváis (2006), Fernando del Paso (2007) , António Lobo Antunes (2008), Rafael Cadenas (2009), Margo Glantz (2010), Fernando Vallejo (2011), Alfredo Bryce Echenique (2012), Yves Bonnefoy (2013), Claudio Magris (2014), Enrique Vila-Matas (2015) y Norman Manea (2016).

En este año, la UNAM lleva a cabo el coloquio “Los acosos a la civilización: De muro a muro”, que fue inaugurado en la Ciudad de México, siendo en la Perla tapatía cuando hagan el recuento Raúl Padilla, presidente de la FIL, y Jorge Volpi, a cargo de la Dirección de Difusión Cultural UNAM.

La antología Sólo cuento IX, compilada por Antonio Ortuño y dividida en los apartados Zonas privadas, Zonas públicas, Sediciones y Ajustes de cuentas (Dirección de Literatura de la Universidad Nacional Autónoma de México), se presenta en el día inaugural. Este libro conjuga relatos de 27 autores, entre los cuales se encuentran Amparo Dávila, Gabriela Cabezón, Lina Meruane, Yuri Herrera y Nicolás Cabral.

Las actividades también incluirán a líderes políticos que presentarán sus volúmenes, a menos de un año para las elecciones presidenciales de 2018.

El domingo 26 se dará a conocer el libro El género Monsivais, de Juan Villoro, quien lo comentará con Diego Prieto Hernández, director general del INAH; el escritor Luis Barjau y Emiliano Luis Parra, en el Centro de Exposiciones Expo Guadalajara. Modera María Eugenia del Valle Prieto.

“Ganarás la luz”

La primera imagen que “asaltará” a los visitantes de la FIL será el Pabellón del Invitado de Honor, a la entrada de un recinto ferial que reúne a más de mil 950 casas editoriales de aproximadamente 44 países, más de 650 autores y unas 800 mil visitas anuales.

“El Pabellón de Madrid” es un proyecto a cargo del arquitecto Alberto Campo Baeza que trasladó a México, cuya idea central es la de crear un espacio reconocible para ser cruzado necesariamente por todos los asistentes.

Madrid ha ideado un ágora lleno de luz, que provee la sabiduría a través de los libros. Se trata de un cilindro blanco por dentro y negro por fuera, rotundo, de imagen potente y protagonista, de 21 metros de diámetro (7 x 3), y 14 metros de altura (7 x 2), con un techo lleno de luz. En el interior del gran cilindro, en sus bordes, se levantan unas gradas blancas, un graderío, creando un anfiteatro coronado en su parte superior con una banda de estanterías con libros.

Ese espacio cilíndrico podrá ser cruzado a través de cuatro huecos en sus cuatro puntos cardinales, en correspondencia con los tránsitos de circulación hacia las áreas de la FIL. La gente cogerá los libros y los podrá leer en las gradas. Los cuatro huecos permitirán a la gente cruzar o moverse con libertad.

La iluminación del gran espacio procederá de lo alto, de un techo ligero de tela blanca sobre el que se dispone la fuente de luz. Con voluntad de crear una iluminación intensa pero difusa, serena, que provea al pabellón del carácter inequívoco de espacio de lectura, de encuentro con la sabiduría que emana de los libros. Un auténtico espacio de biblioteca, que retoma y reinterpreta las referencias cercanas de la historia de la arquitectura.

Las actividades estelares de la ciudad invitada se dan en dicho pabellón de mil 800 metros cuadrados para desarrollar foros literarios, encuentros comerciales de la industria editorial y la promoción cultural y turística. Además, en la explanada adyacente al recinto ferial, cada una de las nueve noches de la FIL, Madrid ofrecerá conciertos diarios a un público de más de cuatro mil personas por noche, en un encuentro con la cultura popular, de la música electrónica o el rock y el baile.

La presencia de Madrid se extiende también a museos, centros culturales y galerías de toda la ciudad, con lo que la celebración del libro se transforma en una fiesta que abarca múltiples espacios y atrapa a públicos con muy diversos intereses. Todo ello configura el puente a un intercambio de calidad excepcional, que sienta las bases para ampliar y actualizar las relaciones comerciales existentes entre México, la entidad invitada y el resto de países latinoamericanos que concurren a la Feria.

Asimismo, la importancia de la FIL como uno de los eventos globales más destacados del mundo en lengua castellana, le otorga una situación de preeminencia en el contexto mexicano, lo que resulta decisivo a la hora del establecimiento de contactos institucionales del máximo nivel, tanto a escala local, como mexicana e Iberoamericana.

En palabras del comisario de Pongamos que hablo de Madrid, Fernando Castro Flórez, “es absolutamente oportuno realizar una exposición representativa de las artes plásticas madrileñas en un evento de la importancia de la FIL y, sin duda, la colección del Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid tiene piezas excelentes que permiten articular una exposición de calidad. Sin duda, esta muestra permitirá reivindicar un museo y unas colecciones que nunca se han presentado en México y que dan cuenta de un patrimonio excelente”.

Con una cultura que podría caracterizarse como un ejemplo singular de postmodernismo vitalista, se ha señalado que la estética de los años ochenta en España, y de forma más acentuada en Madrid, se revela como “hibridismo cultural”: eclecticismo, imposibilidad de difundir normas estéticas válidas de forma absoluta e intemporal, fin de las grandes narraciones, pluralidad de estilos y lenguajes, Madrid hizo suya, exaltándola, una cultura que fusionaba tradición y modernidad, lo popular con lo erudito, lo provinciano en lo urbano, demostrando la voluntad de superar los límites del proceso de modernización caótico y desigual de los tecnócratas franquistas para alcanzar, de una vez por todas y de un modo original, la contemporaneidad.

La muestra se compone de pinturas, fotos, collages y otras formas creativas, de artistas como Alcolea, Quejido, Gordillo, Pérez Mínguez, Ouka Lele, Ballester, Equipo Crónica, Arroyo, y otros.

Al acto inaugural asistieron también la secretaria de Cultura, Cristina García Cepeda; el gobernador Aristóteles Sandoval; los rectores Enrique Graue y Tonatiuh Bravo, amén del director del FCE, José Carreño Carlón y el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro.