Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

La campaña de SEMARNAT que las marcas están replicando

Según numeralia de la ONU (Organización de Naciones Unidas), el año pasado se produjeron cerca de 300 millones de toneladas de plástico y se estima que para el 2050 la población mundial llegará a los 9 mil 700 millones de personas, lo que aumentaría drásticamente el problema de la contaminación.

Uno de los elementos clave en este tipo de contaminación son los popotes. Múltiples videos muestran tortugas torturadas por popotes en sus fosas nasales y otros graves problemas ecológicos causados por su utilización.

En México se generan 43 millones de toneladas de residuos sólidos al año, los cuales provienen de products consumidos en el hogar.

Cada día se producen 117 mil toneladas de basura, lo que equivale a que cada persona en el país genera un kilo de desechos diarios , de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

De ahí la relevancia de que la sociedad civil realice acciones para contrarrestar ese fenómeno, es por ello que la propia Secretaría lanzó la campaña #SinPopote.

Esta campaña busca concientizar sobre la contaminación por plásticos y que el uso de este elemento es innecesario para la mayor parte de la población.

Un popote tarda en degradarse hasta 100 años aunque su uso lleva apenas unos minutos, por lo que esta medida representa un paso importante para erradicar su utilización.

La tendencia #SinPopote ha sido bien recibida por los usuarios de redes sociales, quienes la colocan entre las principales en plataformas como Twitter, Facebook e Instagram.

Diversas marcas se han sumado a la tendencia, es el caso de la Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual en la Ciudad de México presentó su campaña “México lindo y Querido 2018”, con el que pretende contribuir al cuidado del ambiente con la limpieza de playas, reciclamiento, reforestación y siembra de árboles frutales en la capital del país y los estados de México, Guerrero y Morelos. Con ella, suplirían ese elemento en sus productos de Boing en algunos años.

Starbucks quiere retirarlos de sus 28 mil tiendas, eso eliminará más de mil millones de sorbetes al año. Además, la compañía anunció el jueves que lanzará un reto cuyo premio es de 10 millones de dólares para solicitar diseños de vasos que sean más fáciles de reciclar. Starbucks se asoció con un grupo inversor enfocado en el reciclaje llamado Closed Loop Partners para el proyecto.

McDonald’s dijo a principios de este año que dejaría de usar pajitas de plástico en todas sus tiendas en el Reino Unido e Irlanda.

Las compañías deben comprender que se trata de una tendencia benéfica para todos y que al final ser eco friendly los beneficia, si se considera que el 66 por ciento de los consumidores está dispuesto a pagar más por un producto sostenible, esto de acuerdo con un estudio de Nielsen.

Con información de Merca 2.0