Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

La imagen de Neymar está en peligro

La Audiencia Nacional de España, según fuentes consultadas por EFE, determinó que un tribunal compuesto por tres jueces será el que juzgue al futbolista Neymar da Silva Junior así como al presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeur, por delitos de corrupción así como una estafa en el fichaje del delantero al fondo brasileño DIS, el cual tenía un 40 por ciento de sus derechos federativos.

El astro carioca que actualmente juega en el PSG, junto con otras cinco personas más, en los que se incluyen los padres del jugador, podría enfrentar una pena de hasta 5 años por los delitos mencionados.

El caso aborda una presunta estafa al fondo DIS, misma que tenía el 40 por ciento de los derechos federativos de Neymar y que se querelló contra el jugador al sentirse engañado en su fichaje por el Barcelona en 2013, detalló la agencia informativa.

De igual forma, el fondo brasileño también reclama también 5 años de cárcel al padre de Neymar, así como al presidente y expresidente del club, Bartomeu y Sandro Rosell, respectivamente; además de una multa de 195 millones de euros al club.

Por su parte, refirió la agencia, la Fiscalía pide 2 años de cárcel así como 10 millones de euros de multa para el jugador, y 5 años de prisión para Rosell, este último en prisión provisional y que será juzgado en febrero por otra causa que lleva la Audiencia Nacional sobre el blanqueo de la Confederación Brasileña de Futbol(CBF).

El ministerio, el cual no acusa a Bartomeu, reclama 8.4 millones de euros de multa para el equipo de futbol y 7 millones para el Santos de Brasil, de donde provenía Neymar cuando fue fichado por el conjunto catalán.

Asimismo, también pide 2 años de cárcel para el padre de Neymar y un año para la madre, en ambos casos, por el delito de corrupción de los negocios; el mismo que imputa al hijo, y solicita una multa de 1.4 millones de euros para la empresa familiar N&N.

El caso, conocido como Neymar 2, sostiene que Rosell se concertó con el padre del delantero “con la intención de ocultar el coste del jugador”, que después se supo que el monto real, a los 40 millones de euros reportados, fue de 83 millones.

De tal modo que en caso de concretarse este hecho por parte del ministerio español, la imagen del futbolista quedaría marcada por un evento que en los últimos años ha sido la sombra de la mayoría de jugadores e incluso entrenadores exitosos.

Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Luka Modrich, Jose Mourinho, entre otros, han presentado problemas con el fisco derivado de omisiones al pago de impuestos; incluso en México, se dio a conocer la realización de dobles contratos para evitar el pago a las autoridades recaudatorias.

Este precedente, generaría un cambio en la relación entre los deportistas, su grupo de trabajo y los patrocinadores, quienes difícilmente ligarían su marca con el jugador al no empatar valores, mucho menos de alguien que está preso.

De tal modo que se debe estar atento al avance de las investigaciones y hechos posteriores a fin de conocer el compartamiento de las marcas en su relación con los embajadores de las mismas.

Con información Merca2.0