Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Que los niños jueguen con muñecas

La violencia de género no se ha superado en pleno 2019 cuando la sociedad se dice incluyente y equitativa; mujeres de todo el mundo declaran haber sufrido acoso sexual en algún momento desde la edad de 15 años.

Sólo en México, 3 de cada 10 mujeres dijeron haber sufrido violencia de género, en tanto que el 50 por ciento admitió que ha sido víctima de acoso. Esta tendencia de machismo y violencia contra la mujer es propia de la educación de los niños en muchos países, pero en la actualidad se ha tratado de revertir el efecto por medio de infinidad de campañas.

El tema es prioritario no sólo para marcas cuyo mercado son propiamente las mujeres, sino también para aquellas cuyo target son hombres, a quienes no resulta mala idea motivar para un cambio.

El caso más exitoso es el de Tecate y sus campañas con mensajes de si eres macho no bebas nuestra cerveza, por ejemplo. Esta exitosa estrategia ha trascendido por el fuerte impacto del mensaje.

Deben jugar con muñecas

Lo mismo quieren hacer Hasbro y Ogilvy Brasil en “Baby Alive – We All Can Take Care”, la campaña diseñada para explicar a la sociedad por qué es una excelente idea que los niños jueguen con muñecas, contrario a lo que se les ha transmito por generaciones.

Por años se han relacionado a los niños con pelotas y deportes, el color azul y las actividades rudas; las niñas siempre detrás de una cocinita y cambiando muñecas, un prejuicio social que la marca y su agencia quieren cambiar en pro de la sociedad.

En el spot que presentan, explican cómo con la simple acción de jugar con muñecas, los niños aprenden valores y costumbres que la propia sociedad va eliminando de su cotidianidad por prejuicios que derivan en hombres que crecen con la idea de que no están hechos para eso, que se trata de situaciones propias de la mujer.