Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Los elementos del diseño para la publicidad visual

La parte visual representa uno de los elementos informativos más importantes del marketing y de la comunicación en general. A través de las imágenes es posible adquirir mensajes significativos tanto en el terreno de la publicidad como en la propaganda, salud cultura y más.

Carteles, afiches, publicidad exterior, anuncios promocionales y otros elementos publicitarios dependen directamente de la imagen y del diseño gráfico. Para desarrollar este elemento visual en sus diferentes soportes y modalidades les compartimos estas recomendaciones:

1. Color
Los colores deben tener concordancia conceptual con el tipo de mensajes que pretende emitir el anuncio, representar la cromática de quien auspicia la imagen y no poseer una paleta demasiado variada o discordante. Cinco colores, por mucho, serán suficientes.

2. Tipografía
La selección tipográfica tiene la responsabilidad de soportar el argumento verbal del cartel o afiche. Ya sea una frase, un slogan, un dato duro o hasta un logotipo, debe tratarse de una fuente legible en los múltiples tamaños y soportes a los que podría trasladarse el anuncio.

3. Orden visual
La imagen del mensaje publicitario requiere de un orden visual que resulte lógico para la mirada del espectador y permita que el mensaje principal sea transmitido con éxito y con lógica.

4. Espacio
Toda publicidad visual con mensaje poderosos necesita tener aire entre cada uno de sus elementos visuales. Para lograr esta sensación visual también es de mucha utilidad el uso del espacio negativo. El objetivo es no saturar de información que pueda resultar agobiante para la mirada del espectador.

5. Ilustración:
Las más variadas técnicas de ilustración y de diseño son posibles de verter en un diseño de publicidad. Hay que ser cautelosos si se retoman tendencias de temporada y buscar, en la medida de lo posible, la intemporalidad visual.

7. Convencionalismos visuales
Para que la comunicación sea efectiva y capaz de ser comprendida por un número amplio de espectadores, lo recomendable es el uso de convencionalismos visuales, tales como pictogramas e iconos.

8. Información
No resulta útil colocar demasiada información en un mensaje publicitario visual, por el contrario, deben colocarse mensajes -tanto escritos como visuales- consistentes, breves y que eviten, en caso de no ser necesarios, el uso de gráficos u otros elementos informativos un poco más complejos.

9. Simplicidad:
Hemos insistido en varios de los puntos antes mencionados en las ventajas de colocar elementos visuales reducidos en cuanto a color, extensión, espacio y orden. Y es que la sencillez gráfica casi siempre es garantía de éxito visual.

10. Concordancia
El cliente que encarga el diseño de publicidad visual es quien posee la esencia del mensaje visual que se va a representar visualmente. El resto está en que exista una verdadera concordancia entre el deseo del cliente, el espíritu del su mensaje y lo que seas capaz de plasmar visualmente.